close
InicioBlogsblog de admin“La fisioterapia previene y trata algunas secuelas del cáncer de mama”

“La fisioterapia previene y trata algunas secuelas del cáncer de mama”

Octubre 14, 2019 233Veces visto
La aplicación de vendajes compresivos es una herramienta muy útil.

Isabel García, fisioterapeuta en la unidad de linfedema de El Rosell

 

Isabel García Hernández es fisioterapeuta (nº de colegiada 302) y lleva 13 años trabajando con afectadas por cáncer de mama. En ese tiempo ha podido comprobar cómo las cosas han ido mejorando a lo largo de los años para estas pacientes en lo que a tratamiento de fisioterapia se refiere. Desde la Unidad de Linfedema del hospital Santa María del Rosell, en Cartagena, relata cómo ha cambiado la situación para estas pacientes y en qué aspectos se podría mejorar todavía.

¿Cómo era el tratamiento de fisioterapia que recibía en el hospital una persona afectada por cáncer de mama cuando te iniciabas profesionalmente?

Al principio solo se derivaban a fisioterapia cuando ya tenían el brazo hinchadísimo, lo que dificultaba mucho la recuperación. Poco a poco se ha ido viendo la importancia de la prevención, y en eso la fisioterapia tiene mucho que decir.

¿Cómo puede la fisioterapia ayudar a prevenir las secuelas que deja un cáncer de mama?

En primer lugar, es muy importante que los cirujanos, oncólogos o radiólogos que tratan a estas personas, mujeres en su mayoría, les deriven al fisioterapeuta lo antes posible para poder realizar una prevención eficaz. De este modo, en la paciente se pueden paliar secuelas como las limitaciones de la movilidad del hombro provocadas por la misma intervención, así como por la radioterapia.

¿Qué complicaciones por el cáncer de mama tratan directamente los fisioterapeutas?

Además del linfedema que es la más conocida, los problemas en la articulación del hombro también son bastante frecuentes. Se pierde movilidad del hombro y de la zona cervical, aumentando el dolor en ambas zonas.

Si además hay una cicatriz que pueda haberse retraído, también es muy molesto. La fisioterapia puede ayudar mucho en el tratamiento de estos problemas, pero siempre hay que destacar que la prevención y el tratamiento precoz son muy importantes, es decir, que acudan al fisioterapeuta lo antes
posible.

Tampoco hay que olvidar que la quimioterapia y demás tratamientos provocan undesgaste general que puede ocasionar otras lesiones como polineuropatías, síndrome del miembro fantasma (cuando se extirpa la mama), etc.

La afectación psicológica también es brutal y el fisioterapeuta tiene que estar preparado para ello, sin ser psicólogos, pero sabiendo cómo actuar.

¿Cómo se trata a estas pacientes en la unidad del hospital de El Rosell de Cartagena?

Pues tenemos dos vías: en una de ellas los cirujanos nos derivan directamente a los enfermos cuando extirpan los ganglios para organizar un taller en el que enseñamos cómo prevenir posibles complicaciones. Si ahí detectamos alguna otra secuela, le remitimos al médico rehabilitador para que acudan a fisioterapia lo antes posible. Por otro lado, hay médicos especialistas que, viendo que aparece un linfedema, derivan al médico rehabilitador y de ahí a fisioterapia, pero este proceso en ocasiones se alarga demasiado por las largas listas de espera existentes.

¿Cuál es el tratamiento defisioterapia para un linfedema?

Son unas 15-20 sesiones con drenaje linfático manual, colocación de vendaje específico y otras medidas compresivas, presoterapia y, sobre todo, ejercicios terapéuticos.

En ese sentido, una recomendación muy importante es la realización de actividades deportivas supervisadas siempre por fisioterapeutas como el aquagym, la marcha nórdica o incluso el remo.

¿En qué crees que se podría mejorar aún más el tratamiento de estas personas desde el campo de la fisioterapia?

Nuestro gran reto es conseguir estar presentes como profesionales desde un principio porque así podríamos evitar algunas secuelas graves.

Por ejemplo, si se padece algún problema de hombro conviene tratarlo antes de las sesiones de radioterapia porque con los efectos secundarios de la misma empeorará seguro, y luego será más complicado poder recuperarse.

 

ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE FISIOTERAPEUTAS DE LA REGIÓN DE MURCIA

Calle María Guerrero, 13, bajo

www.cfisiomurcia.com

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: