close
InicioBlogsblog de adminAdicciones: un engaño a nuestro cerebro

Adicciones: un engaño a nuestro cerebro

Octubre 04, 2019 100Veces visto
José Carlos Vicente, director general de Salud y Adicciones de la consejería de Salud de la Región de Murcia

Vivimos en un mundo donde la oferta de la gratificación fácil e inmediata es continua y de fácil acceso. Las adicciones, ligadas a sustancias o en ausencia de estas, como forma de cautividad de la conducta de las personas, son parte de dicha oferta.

Desde siempre nuestro cerebro, nuestra psique  ha  buscado el logro de  conseguir la sensación de bienestar psicológico y físico en cualquier momento y etapa de nuestra vida. En el modo en que se logra esta gratificación reside el gran peligro para la salud y la vida plena de las personas que supone el hecho de caer en la adicción, que no es sino el “hábito de conductas peligrosas o de consumo de determinados productos, en especial drogas, y del que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o incluso fisiológica”.

Las adicciones son un camino espurio y dañino para la salud  de los individuos en forma de  riesgos sobre el organismo,  tales como patología físico-mental, el rendimiento intelectual,  la integración social-laboral-económica, y las relaciones familiares e interpersonales así como por la repercusión que tienen en el ámbito comunitario  donde se producen importantes disfunciones como consecuencia de  los sectores de la población que pueden verse afectados .

Evitar la adicción  discurre por el camino y el dique inicial de la prevención. Actuar para evitar el consumo de droga , ya sean estas de carácter legal (tabaco en sus diversas formas de consumo, alcohol, hipnosedantes con y sin receta, entre otros) o ilegal (cannabis, sustancias psicoactivas , drogas sintéticas de diseño, entre otros) y en aquellas otras adicciones sin sustancia (pantallas, redes sociales,  ludopatías con o sin apuestas, entre otros)  pasa por un trabajo realista e inteligente en las etapas de la vida donde más susceptible somos para caer en ellas, es decir  en la adolescencia y en las etapas de juventud y primera madurez, sin abandonar otros momentos en los cuales también puede generarse adicción.

Por eso es tan importante implementar intervenciones en las escuelas, institutos , universidades y entornos laborales que informen verazmente del riesgo para la salud del consumo de drogas y otras conductas adictivas y además sustituyan el  engañoso y sibilino atractivo que estas puedan tener por otras actividades que procuren a nuestro cerebro esa gratificación que permanentemente este busca, para sustituirlas por actividades deportivas, ejercicio, cultura  participación social y comunitaria , desarrollo personal en habilidades y capacidades y retos personales, medioambientales, colaboración con  entidades del tercer sector que desplacen el riesgo para la salud en su más amplio sentido (física, mental y social). Así con la información y la acción, nuestra mente decidirá en libertad, situación que favorece la reducción del riesgo de equivocación y por tanto del consumo de drogas y la potencial adicción.

Algunos países nórdicos han desarrollado este modelo de ampliación de oferta de alternativas saludables  a conductas y sustancias adictivas y los resultados son esperanzadores. En la  Región caminamos y caminaremos también por dicha vía, además de las ya existentes, con otros enfoques también eficientes, con la colaboración de profesionales de los ayuntamientos, colegios, centros de salud, comunidades terapéuticas y de la Consejería de Salud. Sin olvidar el entorno más cercano en donde se desenvuelven las personas, la familia. Muchas de las actuaciones de la Dirección General de Salud Pública (curso online para padres y madres “Prevenir desde pequeños”: http://www.e-drogas.es/edrogas/formacion/curso/listado.jsf) van dirigidas a este primer eslabón.

 

Autor: José Carlos Vicente, director general de Salud y Adicciones de la consejería de Salud de la Región de Murcia

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: