close
InicioBlogsblog de adminConfinamiento en pareja: cómo conseguir que la cuarentena no afecte a su bienestar

Confinamiento en pareja: cómo conseguir que la cuarentena no afecte a su bienestar

Marzo 25, 2020 316Veces visto
Felipa Gea López, psicóloga, experta en sexología y neuropsicología

La crisis del coronavirus que nos oblige a quedarnos en casa puede suponer un cambio radical en muchas de nuestras dinámicas sociales. Entre ellas, la vida en pareja. Sobre este tema hemos querido hablar con Felipa Gea López, psicóloga, experta en sexología y neuropsicología y presidenta de Espacio de Alcoba (www.espaciodealcoba.com). Ante esta situación, la psicóloga comienza afirmando que “este cambio también se va a expandir a la estructura de pareja, donde se va a producir un cambio generalizado hacia un pensamiento más empático, solidario y de conjunto. En definitiva, un pensamiento más ‘de equipo’”.

La manera en la que todo esto ha sucedido, de forma tan repentina, también puede afectar a la pareja ya que se instaura una situación de estrés y preocupación, según apunta Felipa Gea “Esto, obviamente, se extrapola a la pareja”

¿Puede afectar esto a la dinámica o el bienestar de la pareja?

Que aumente el riesgo de que sucedan conflictos y/o problemas en la pareja es previsible, sobre todo tomando en cuenta que el número de horas de convivencia ha aumentado. Además, este ambiente de cambio, que se ha llenado de crispación e incertidumbre, también propicia que la capacidad de reacción se vea mermada y se obstaculice la resolución de los conflictos y/o problemas de una manera más racional y objetiva.

No obstante, debemos tener claro que es importante aceptar que tarde o temprano, puede que no sea en esta cuarentena, los conflictos, desacuerdos y/o problemas se darán en la pareja. Tenerlos no es el problema, el problema es no saber resolverlos. Podemos ver este confinamiento como una oportunidad para aprendernos (o reaprendernos) como pareja, para descubrirnos (o redescubrirnos) también a nosotros mismos, para expresar cómo nos sentimos y los miedos o preocupaciones que nos invaden..., ya que para poder buscar soluciones y alternativas en equipo es necesario comprenderse (esto sólo se consigue mediante la escucha activa) y no hay otro camino salvo ese mismo.

En estas ocasiones con contextos estresantes puede llevar a dudas o a ideas negativas sobre el estado de la propia pareja ("no estamos bien", "no podemos ni vernos", etc.) En estos casos, ¿estas sensaciones pueden ser fruto de un problema latente en la pareja y que, por falta de tiempo y de atención, no se había percibido o, por el contrario, son sentimientos y sensaciones fruto de la sugestión y deberían ser ignorados o tratados como tal?

Ambos casos pueden darse. Como ya he mencionado anteriormente, la situación que estamos viviendo respecto a la cuarentena hace más probable que nos sugestionemos y estemos más proclives a ocasionar algún tipo de roce en la pareja. Para que esto no ocasione tensiones innecesarias, hay que ser consciente de que puede que distorsionemos la realidad debido a esta sugestión, sólo así podremos gestionarlo.

También puede ocurrir que nos haga enfrentarnos a algo que llevábamos tiempo evitando u obviando debido a nuestro ritmo de vida, que suele estar inmerso en el estrés (falta de tiempo y atención, como bien señalas), aunque esto suele estar más en sintonía con una excusa que con una falta real de tiempo y atención. Enfrentarnos a un problema o desavenencia provoca malestar a corto plazo, aunque a largo plazo sea más funcional, por lo que es más fácil procrastinar y autoengañarnos para no pasar por ese mal trago que se terminará convirtiendo en un trago peor a medida que pase el tiempo. En estos casos, la cuarentena provoca que haya un abordaje directo o indirecto, independientemente de que sea funcional o no, de aquello que estábamos dejando de lado por “falta de tiempo y atención”. En realidad, esta situación es una oportunidad para ser valientes, tomar consciencia, utilizar la sinceridad y pedir ayuda a un/a profesional de la Psicología si es necesario. El Colegio Oficial de Psicología (COP) os puede ayudar a encontrar dicho/a profesional.

¿Qué consejos desde el punto de vista de una profesional de la salud mental puede darle a estas parejas?

Es importante disponer de tiempo propio, a pesar de estar confinados en una misma casa las 24 horas del día. Y cuando digo tiempo propio no me refiero a teletrabajar sino a tiempo para uno/a mismo/a, para hacer algo que nos es placentero (leer, gimnasia, pintar, cantar, bailar...).

Es bueno sentarse a hablar desde la calma y conscientes de la situación sobre los posibles problemas que se podrían acarrear en la convivencia de confinamiento, así como aprovechar este momento para organizar y planificar las tareas del hogar. Se trata de utilizar el proceso comunicativo desde el principio y no cuando aparezcan los verdaderos problemas.

También es importante que si alguna de las partes de la pareja se siente desbordada por la situación pida ayuda y apoyo. Hay que tener en cuenta que la pareja debe actuar como un equipo, y en situaciones de crisis es todavía más importante. Además, en estos casos de desborde, es útil poner en práctica técnicas de relajación.

Es fundamental analizar las desavenencias (o conflictos) para determinar si son meditadas o provienen “de un calentón” (es decir, del momento). Si es “de un calentón”, es mejor no entrar en discusión y hablarlo desde la tranquilidad cuando se nos pase, ya que es mejor hacer que la situación no sea más difícil. No se trata de callarse o aguantarse, se trata de expresar lo que nos ha molestado específica y asertivamente en un momento de calma, donde sí vamos a poder escuchar y comprender adecuadamente, sin actuar de manera impulsiva.

Lo que no es nada recomendable es tomar decisiones drásticas en situaciones como la actual, es mejor esperarse a que todo esto pase y tomar la decisión desde una situación menos eventual.

¿Considera que, pasada la crisis, las parejas que han notado verdaderos problemas en la intimidad del hogar por verse forzados a estar juntos deberían asistir a un profesional que les aconseje como pareja?

Si las parejas han valorado, desde la meditación, que los problemas surgidos son notables en su intimidad de pareja, lo más conveniente es que acudan a un/a profesional de la Psicología experto/a en terapia de pareja. Es importante que este/a profesional esté colegiado/a en el Colegio Oficial de Psicología (COP), que es el órgano representante e institucional que avala la profesionalidad y la buena práctica en el terreno de la Psicología. Además, este colegio (o COP) siempre está a la disposición de cualquier persona, o en este caso pareja, que quiera buscar información sobre los diferentes profesionales de la Psicología, ámbitos y/o temas a tratar en Psicología.

Deje un comentario: