close
InicioBlogsblog de adminEl horario de las comidas es esencial en la prevención de muchas patologías

El horario de las comidas es esencial en la prevención de muchas patologías

Octubre 04, 2019 66Veces visto
Es conveniente incluir proteína en cada una de las 5 comidas para activar la síntesis de glucagón

La cronobiología y la nutrigenética han ayudado en los últimos años a despejar las incógnitas en las diferencias encontradas en el metabolismo basal de personas delgadas y con sobrepeso. La primera es la ciencia que estudia la variación cíclica de nuestras hormonas a lo largo del día; y la segunda, estudia las distintas variantes genéticas de las personas, que influyen en el metabolismo de los nutrientes, la dieta y las enfermedades asociadas a ésta.

Si adaptamos nuestros hábitos alimentarios a sus leyes, podemos ingerir alimentos más calóricos a ciertas horas para favorecer su metabolismo. Además, nos aportan información sobre el horario más recomendable para hacer nuestras 5-6 comidas diarias.

Como explica la nutricionista y doctora en Farmacia, Amil López Viéitez, en su último libro titulado ‘Tu última Dieta’, “la secreción de insulina por parte del páncreas no es la misma por la mañana que por la noche y la sensibilidad de las células a su acción varía a lo largo del día. Por ello, se ha comprobado que pequeñas variaciones en el horario de nuestras comidas, pueden mejorar el control del peso, la composición corporal y la evolución de muchas patologías”.

La epigenética es otra ciencia que estudia cómo se puede modificar la expresión de los genes mediante hábitos saludables. “Esto es esperanzador porque abre una ventana terapéutica a personas con predisposición genética a la obesidad o a ciertas patologías, para que realicen ciertos cambios de estilo de vida, que neutralizarán o reducirán dicho riesgo”, explica la también creadora de la Dieta Coherente (https://www.dietacoherente.com/que-es-la-cronobiologia-obesidad-y-relojes-biologicos/).

La insulina sigue un ritmo circadiano

Según la cronobiología, la insulina, tiene una curva diaria de acción con un punto máximo entorno al mediodía y una muy baja actividad a partir de las 19-20h.

Por tanto, “es conveniente consumir los hidratos de carbono en la comida del mediodía y reducir su consumo a partir de las 20 h, ya que al estar menos activa la hormona insulina, el organismo tiende a almacenar los hidratos en forma de grasa. Por eso, el mismo plato de pasta o arroz te engorda más en la cena que en la comida”, comenta López Viéitez.

“Es conveniente incluir proteína en cada una de las 5 comidas para activar la síntesis de glucagón, hormona de efectos contrarios a la insulina y así regular la glucemia, el apetito y el almacenamiento de grasa. Varios estudios han confirmado que comer antes de las tres de la tarde previene enfermedades como la Diabetes y favorece un peso saludable. Lo ideal es el horario italiano: comer sobre las 13 h y cenar a las 20h, pero no es siempre asumible en España por cómo está configurada la jornada laboral y escolar (media España 15 h y 22 h)”.

El estrés y la falta de sueño engordan

Las hormonas del estrés, adrenalina, cortisol y glucagón, favorecen la degradación del glucógeno a glucosa para disponer de más energía; mientras que la insulina estimula la síntesis de glucógeno como mecanismo de seguridad, cuando se eleva la glucosa en sangre.

La diabetes surge cuándo se produce una resistencia a la insulina y ya no funciona este mecanismo de seguridad.

La calidad del sueño también influye en nuestro metabolismo. “Las personas que se acuestan más tarde y duermen menos horas tienen menor amplitud del ritmo circadiano y, por tanto, son menos eficientes metabólicamente hablando”, apunta Amil López.

Cómo resincronizar nuestros ritmos circadianos

Lo ideal es un ritmo de mucha amplitud (joven y robusto) y estable a lo largo de la semana. Se sabe que el horario y composición de la comida es el gran sincronizador de nuestros ritmos, y también que la alteración de los ritmos circadianos favorece la diabetes y la obesidad.

Con estas pautas, podemos resincronizar nuestros ritmos circadianos y mejorar nuestra salud actual y futura.

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: