close
InicioBlogsblog de adminLos dermatólogos alertan sobre los efectos negativos del dopaje en la piel

Los dermatólogos alertan sobre los efectos negativos del dopaje en la piel

Junio 11, 2019 95Veces visto
Factores como el sol, el viento o los deportes de contacto son generadores de lesiones dermatológicas

Estudios observacionales sugieren que los consumidores de sustancias dopantes pueden presentar efectos secundarios dermatológicos como acné, estrías, ginecomastia, alopecia o hirsutismo

 

La aparición de problemas dermatológicos en deportistas es más frecuente de lo que se piensa. Durante la 47ª edición del Congreso Nacional de Dermatología y Venereología se abordaron las dermatosis ocasionadas por el deporte y las lesiones cutáneas provocadas por el dopaje.

A lo largo de cuatro días, más de 1.700 dermatólogos trataron las novedades en su especialidad en el Congreso que la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) celebró en Barcelona. En este contexto, los doctores Vicente García-Patos Briones, del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, y Salvio Serrano Ortega, profesor emérito de la Universidad de Granada, coordinaron el simposio Dermatología y Deporte. Estos especialistas incidieron en la importancia de involucrar al dermatólogo en la prevención y en los cuidados de la piel de los deportistas, sobre todo teniendo en cuenta los beneficios que aporta realizar dichos cuidados cuando se practica deporte. 

El dopaje, detectable a través de la piel

El dopaje se ha convertido en un fenómeno social que afecta no sólo a deportistas profesionales, sino también a personas que practican el deporte como aficionados. En ambos casos, la sustancia dopante más utilizada son los esteroides anabolizantes, según indicó la doctora Gloria Aparicio Español, del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. En este sentido, resaltó que el abuso de estas sustancias es hasta tres veces mayor en hombres que en mujeres.

Entre los efectos adversos derivados del uso de esteroides anabolizantes se encuentran las manifestaciones dermatológicas, además de los ya conocidos como la disfunción sexual y las enfermedades cardiovasculares, psiquiátricas y hepáticas. 

En este sentido, y desde el punto de vista dermatológico, la doctora Aparicio Español aseguró que, aunque no cuentan con datos sobre prevalencia, “existen estudios observacionales que sugieren que un importante porcentaje de consumidores presentarán efectos secundarios dermatológicos como el acné en un 45% de los casos, estrías en un 35%, ginecomastia en un 34% y alopecia y/o hirsutismo en un 10% de los casos”.

Para concluir su intervención, la doctora Aparicio Español declaró que “ante pacientes deportistas que presenten estas dermatosis, los dermatólogos debemos tener en cuenta la posibilidad del dopaje”.

Dermatología y deporte, aliados fundamentales

El coordinador del simposio, el doctor Serrano Ortega, resaltó que “consultar al dermatólogo sobre la prevención o los tratamientos efectivos de patologías que se originen por la práctica deportiva es fundamental para que el deportista, ya sea profesional o amateur, disfrute plenamente de la práctica de dicho deporte y se active en él una conducta dermosaludable”.

Además, explicó que “la piel es nuestro órgano más externo y, como tal, la frontera entre el medio ambiente y el interior del organismo. Por ello, la relación entre el dermatólogo y el deportista es clave, dado que la piel se expone a múltiples agresiones que pueden lesionarla con sus consiguientes molestias y la disminución o la pérdida de rendimiento”.

La relación entre la práctica deportiva y ciertas patologías cutáneas presenta complejidades, a veces, no detectadas directamente. De hecho, la piel del deportista sufre mucho más que la del resto de la población, pues factores como el sol, el viento, el cloro de la piscina, la sal de la playa, la arena, los cambios de temperatura, la baja humedad, los roces de los deportes de contacto, una sudoración excesiva o las duchas repetidas son generadores de lesiones dermatológicas, y pueden no ser identificables en un primer momento. No obstante, otro de los factores vinculantes es el lugar donde se desarrolle la actividad física.

Así, durante la intervención 'Dermatosis ocasionadas por el deporte: alérgicas y medioambientales' de la doctora Esther Serra-Baldrich, del Hospital Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, la dermatóloga repasó los nuevos alérgenos que están apareciendo en referencia al deporte y las distintas patologías que pueden derivarse del medio donde se practica la actividad.

Además, destacó que las causas más habituales de las dermatitis alérgicas por contacto en los deportistas que practican deporte en el medio acuático son las provocadas por los productos usados en el tratamiento del agua de la piscina o del ambiente marino (celentéreos, corales, etcétera) y por los equipos para realizar dichos deportes (gafas, trajes y gorros, entre otros). Por su parte, las causas más habituales de dermatosis alérgicas por contacto entre los deportistas que practican su actividad fuera del agua son las provocadas por la utilización de algunos productos que contienen compuestos como la acetofenona.

Por otro lado, en cuanto a las distintas patologías cutáneas alérgicas relacionadas con la exposición medioambiental, la doctora Serra-Baldrich manifestó que destacan la congelación y la urticaria a frigore provocadas por el frio, y por el calor y el sol, la urticaria colinérgica y el riesgo de cáncer cutáneo.

Otro motivo de dermatitis medioambiental es la contaminación. Sobre esto, la dermatóloga recomendó a los deportistas que se informen sobre los niveles medios de contaminación de la zona antes de realizar un ejercicio aeróbico en el exterior para ser conscientes de la cantidad de agentes contaminantes que se pueden inhalar durante esa práctica. 

Perolas dermatosis ocasionadas por el deporte rambiçen pueden ser infecciosas y traumáticas. Sobre este tema, la doctora Cristina Serrano Falcón, de la Clínica dermatológica Serrano en Granada, durante su intervención 'Dermatosis ocasionadas por el deporte: infecciosas y traumáticas', resaltó que “dentro de los traumatismos, los más frecuentes se generan en los pies en forma de ampollas por rozamiento y, sobre todo, uñas encarnadas y hematomas subungueales”. “En cuanto a las infecciosas, las más habituales son las bacterianas de folículos pilosebáceos (foliculitis y forunculosis) y las infecciones por hongos dermatofitos o levaduras, especialmente el mal llamado “pie de atleta” o la micosis de los espacios interdigitales de los pies”, destacó la dermatóloga.

Además, la doctora concluyó que en el caso de los corredores es frecuente la lesión conocida como “pezón de corredor”, que se presenta como una inflamación dolorosa que puede llevar a provocar sangrados frecuentes.

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: