close
InicioBlogsblog de adminQueridísimos obesos. Opinión del doctor Juan Enrique Pereñíguez.

Queridísimos obesos. Opinión del doctor Juan Enrique Pereñíguez.

Agosto 30, 2018 182Veces visto
Doctor Juan Enrique Pereñíguez

A raíz de un próximo congreso en el que se me pide que hable de la ‘obesidad en las personas mayores de 65 años’, lo primero que hice fue repasar mi triste cuerpo desde que tenía 20 años (jugador de balonmano, estudiante universitario y ‘guaperas’ de la zona) hasta hoy, con mis sesenta y pocos, consolidado profesional, padre y, aunque no lo parezca, un felicísimo abuelo.

No me reconocí. Las lágrimas brotaban por mis ya obstruidos lacrimales, mis rodillas me dolían como cuando una fiera muerde la carne, y mi cerebro en fase de deterioro funciona cada vez más a golpes de asociaciones, que tengo que resolver solo o con mis amigos, que me devuelven a la realidad de ser una persona mayor, pero con muchas cosas que hacer y que decir.

La dignidad de los mayores debe abanderar una sociedad, al parecer, sólo interesada en una juventud poco experta que debería consultar a los que somos senadores.

Dicho esto, la etiqueta de 'obeso' se nos coloca por esa obsesión que tienen los médicos de medir y comparar, en este caso, talla y peso, sometiéndonos además a la medición de nuestra copiosa barriga en muchos casos.

Con todo esto, nos dicen que somos obesos y que llevemos cuidado por la relación que hay entre obesidad, infarto de corazón, ictus, diabetes y otro sin fin de simpatías. Por ese motivo, la dieta se convierte en una lucha obsesiva, permanente y, en mi experiencia personal y profesional, agotadora por los escasos resultados que obtengo. Visita a médicos de familia, endocrinólogos, nutricionistas, amigos, amigas que dan consejos, Internet y mil cosas más. Y, como siempre, a medio plazo, frustración y algún leve éxito.

Os voy a decir, naturalmente con poco rigor científico, lo que yo le digo a mis pacientes si quieren adelgazar: ‘Tenéis que gastar más de lo que coméis’.

¿Y cómo se consigue este objetivo? Come de todo, come poco, come 5 veces al día y aumenta tu dieta en fruta y verdura, y, dentro de lo posible, reduce ese alcohol continuo que ingerimos: vinito, cervecita, ese gintonic vespertino y esas comidas opíparas que nos proporciona esta increíble Región, alrededor de nuestro amado marrano.

En el fondo, se trata de modificar los hábitos, una cuestión francamente difícil, pero no imposible, que nos llevaría a encontrar el equilibrio entre nuestras necesidades y lo que nos hace engordar, y hacer que nuestra comunidad abandone el triste pódium de ser los más obesos de España.

El ejercicio físico debe ser casi una obsesión: hacer la plaza, pasear con los amigos, el que pueda subir en ‘bici’ que se haga unos kilómetros, decirle a nuestro médico que nos incluya en el programa ‘Activa’, barrer la casa, bajar la basura, y, puestos a caminar, hacerlo durante al menos 30 minutos diarios de forma sosegada o recurrir a la técnica de hacer entre cinco y diez mil pasos por día.

Todos sabemos, porque la información actualmente es exhaustiva, lo que no debemos comer, y sabemos además lo que hemos de evitar diariamente: fritangas, almuerzos de trabajo, aperitivos antes de irnos a comer, comidas basura, y cenas que harían removerse a los romanos de las bacanales.

Ahora vendrá el ponernos a régimen después del verano y después la Navidad, y antes de San Martín. No busquemos excusas, tenemos que cuidarnos un poco y todos sabemos lo que eso significa.

Lo dicho, comer poco y de todo, muchas veces (5 veces al día), incorporar la fruta y la verdura, hidratarnos abundantemente y, dentro de lo posible, un poco de ejercicio. Sabemos lo que tenemos que hacer, pues venga. Nuestro cuerpo y nuestras enfermedades lo notarán, y seremos un poco más felices.

Posdata: año de Dios 2018. El Mar Menor y Los Alcázares sufren una leve mejoría en el estado de sus playas.

Hemos pasado del Mar Muerto al Mar Viable si se continúa prestándole atención y evitando contaminantes. Ánimo.

 

Académico numerario de la Real Academia de Medicina de Murcia. Médico de familia (nº colegiado 3001893)

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: