close
InicioBlogsblog de adminTener pezones o areolas perfectas es posible con una sencilla operación

Tener pezones o areolas perfectas es posible con una sencilla operación

Septiembre 12, 2017 206Veces visto
Se puede corregir la hipertrofia de pezón, la areola cónica o la areola pequeña, entre otras irregularidades

La importancia psicosexual de las mamas es indiscutible, y son un distintivo de la femineidad. Por este motivo, muchas mujeres presentan conflictos psicológicos cuando las areolas y/o pezones tienen una forma distinta de la que se considera como bella. El tratamiento de estas partes de la anatomía se pueden solucionar con un tratamiento sencillo.

Las irregularidades más comunes del pezón y la areola son las siguientes:

Hipertrofia de pezón: tener el pezón muy alargado o grueso. En a mayoría de las ocasiones es hereditario y es más evidente en los embarazos. A veces también muestra un diámetro desmesurado de la areola.

Pezón deprimido, invertido o plano: en este caso, el pezón no emerge por arriba de la areola. En general es unilateral y se suele ser hereditario, aunque puede aparecer también por embarazos, infecciones, enfermedades malignas o cirugías.

Politelia: presentar más de un pezón. Es común que estén en la zona inframamaria, pero también es posible verlos en otras partes del cuerpo como las axilas o el tórax. Un gran número de personas los confunde con lunares. 

Areola enorme y acrecentada: es muy común encontrarla en pechos grandes o tras una lactancia o un embarazo. Para corregirlo hay que empequeñecer el diámetro hasta que su medida sea de 4 o 5 centímetros. La cicatriz permanecerá escondida.

Areola cónica: el pecho se ve cilíndrico y escasamente desarrollado. La base del pecho se encuentra muy angosta y la areola es cónica. Para modificar esta situación, hay que cambiar el volumen de la mama y el tamaño de la areola. 

Areola pequeña: se relaciona con una mama muy pequeña. En muchos casos, se rectifica colocando una prótesis que aumenta el volumen y agranda la piel de la areola.

Estas operaciones son ambulatorias, se llevan a cabo con anestesia local en un recinto médico y no requiere internación.

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: