close
InicioBlogsblog de adminVencer la COVID-19: una meta colectiva.

Vencer la COVID-19: una meta colectiva.

Septiembre 11, 2020 701Veces visto
Doctor Rafael González Tovar, médico Atención Primaria de Salud

Por primera vez escribo sobre esta pandemia. Agradezco la invitación de Salud 21. Gracias.

Desde el principio decidí no intervenir por el respeto que debía a quienes tienen la responsabilidad de hacer frente a una situación inédita, de repercusiones desconocidas, contra un virus silencioso, asesino, y que se propaga de forma rápida, masiva (28 millones de infectados ya) y, en muchos casos, letal (más de 30.000 compatriotas muertos en España). Tiempo habrá para realizar la evaluación que tanto necesitamos.

Era normal que ante una situación de esta magnitud no haya habido total unanimidad en su abordaje, aunque la inmensa mayoría de científicos haya coincidido en recomendar las medidas más básicas y evidentes: distancia social, mascarilla e higiene de manos, en ocasiones aislamiento.. y la esperanzadora vacuna. Solo los negacionistas, sin ningún soporte racional, las niegan. Un movimiento inaceptable, suicida y que demuestra la sinrazón de algunas actitudes irracionales.

La actitud ante la COVID-19 debe ser colectiva, científica y basada en criterios epidemiológicos. No es materia de opinión política, ni el campo para dirimir batallas partidarias.

Tal vez sea más debatible, el abordaje de las crisis que este virus y su propagación está generando. A la crisis sanitaria sigue la crisis económica, la crisis social, y el enorme cambio en nuestras relaciones sociales y personales que este virus está imponiendo. Valga de ejemplo las dificultades de este inicio de curso tan condicionado por las incertidumbres del momento o el no poder abrazar a nuestras personas queridas.

Es cierto que esta pandemia ha puesto el foco sobre las carencias y necesidades de todo tipo que constituyen a su vez la gran oportunidad de esta situación: que nos sirva para replantearnos las necesidades para nuestra protección en el aspecto sanitario, la evidente falta de recursos en Atención Primaria de Salud, en salud pública y promoción de la salud. La sangrante falta de rastreadores que tanto condiciona en la actualidad y, en el aspecto educativo, la falta de profesorado que consiga rebajar el número de alumnado por aula (ratio) y garantizar con ello la seguridad de nuestro sistema educativo.

Para mí, son los tres retos de esta pandemia: Abordar la crisis sanitaria con la defensa de nuestras vidas, garantizar la seguridad de nuestras escuelas y desarrollar una política económica que luche por la productividad redistributiva, impida las perjudiciales desigualdades y consiga el deseado objetivo de que nadie quede atrás.

Para ello, es crucial que consideremos la lucha contra la COVID-19 como una meta colectiva en la que todos tenemos un papel y una responsabilidad que no podemos delegar. Y en ese objetivo, todos y cada uno de nosotros estamos implicados, jugamos un papel principal e irrenunciable.

Esta pandemia es un “todos a una”, en la que la inmensa mayoría de la ciudadanía está ya implicada, y queda solo una pequeña parte de la sociedad que se desentiende o, incluso, actúa de forma contraria al interés general. Hoy, más que nunca, hay que reaccionar ante estas irresponsabilidades e imponer, si es preciso, las medidas que nos salven colectivamente y nos hagan ganar la batalla.

Mientras tanto, la esperanza está en hacer lo necesario para salir de esta situación mejor que entramos: con la Atención Primaria de Salud reforzada y con recursos para cumplir su cometido, con fondos dedicados a la investigación que nos proporcione una vacuna eficaz lo antes posible y nos permita avanzar, con una educación reforzada que forme generaciones cultas, con capacidad crítica y libres. Y, por supuesto, una sociedad que reduzca las desigualdades que tanto marcan a las personas y colectivos quitándoles oportunidades sin motivo objetivo alguno.

Esta salida es la que deseo para esta pandemia COVID-19, una nueva oportunidad para corregir esta sociedad, desarrollar valores positivos y emprender un nuevo tiempo.

 

Rafael González Tovar

Médico Atención Primaria de Salud

 

 

Deje un comentario: