close
InicioBlogsblog de admin7 consejos para usar correctamente la mascarilla

7 consejos para usar correctamente la mascarilla

Enero 13, 2021 415Veces visto
La mascarilla se ha convertido en algo básico para nuestro día a día

Hace solo unos meses que llegó a nuestras vidas, pero ya forma parte de nuestro día a día, y según las predicciones, ha venido para quedarse. Hablamos de la mascarilla, ese elemento que se ha postulado como una de las mejores protecciones contra la COVID-19, pero que tan incómoda y desagradable resulta, llegando a causar agobio, ansiedad o desazón.

Carla Sánchez, cofundadora de la App The Holistic Concept y experta en bienestar y gestión del estrés, apunta siete consejos para familiarizarnos con este producto y conseguir que no suponga un foco de agobio al llevarla puesta en casa o la calle.

Encuentra la tuya

 No todas las mascarillas son iguales, ni valen para todos los rostros. Escoge una que te resulte cómoda tanto en la cara como en las orejas o en la nuca según el sistema de agarre.

Prueba diferentes modelos, materiales y agarres, pero asegúrate siempre de que sea una marca homologada para no perder de vista la función protectora.

 Hazte con varias

Tener varias mascarillas es una buena idea para elegirla según el momento o la situación de cada día. Carla Sánchez recomienda tener siempre mascarillas quirúrgicas para momentos puntuales, pero combinarlas para otras ocasiones con las lavables.

Mantenlas cuidadas

Las mascarillas lavables no se pueden higienizar con cualquier producto, ya que es un elemento que queda durante horas pegado a las fosas nasales y a la piel.

Por eso, es conveniente escoger un jabón ecológico y suave. Una opción también son los jabones para los bebés, ya que no contienen casi perfume y son hipoalergénicos.

Recuerda siempre lavarlas a 60 grados o más para que se desinfecten y secarlas preferiblemente al sol para que eliminen completamente la humedad de la tela.

Ventila

 Si tienes que trabajar todo el día con la mascarilla puesta, exige una buena ventilación en la estancia donde pases gran parte del día. Abre todas las ventanas durante al menos 10-15 minutos y cada 3 horas como mínimo.

Además, lleva el hábito de ventilar con frecuencia a todas las estancias de tu vida, incluida tu casa. Incluso, si teletrabajas, mantener el espacio fresco y ventilado te ayudará a estar más activo y lúcido.

Aprende a respirar

 Por si no lo sabías, tu respiración es una de las herramientas antiestrés más efectivas que existen.

No solo está incorporada a tu cuerpo, sino que puedes acudir a ella ante cualquier situación y en cualquier lugar. Merece la pena aprender técnicas respiratorias básicas para calmar la mente, aumentar la energía o centrar el foco.

Puedes aplicarlas haciendo esas pausas de toma de oxígeno en la ventana o en cualquier momento del día. Este truco te ayudará a lidiar mejor con tus emociones y a reducir el agobio de la mascarilla

Aumenta el confort

 Para que llevar mascarilla se convierta en una experiencia diferente e incluso hasta relajante durante todo el día, puedes acudir a los aceites esenciales; es importante que sean naturales (no sintéticos) y preferiblemente de origen orgánico, porque los vas a respirar de forma directa.

Una vez elegido, aplica una gotita mínima en el interior de la mascarilla, en algún punto donde no roce con la piel.

Haz pequeños descansos

De la misma manera que paras durante tu jornada laboral para descansar la mente o el cuerpo, déjate descansar también de la mascarilla.

Una forma sencilla de hacerlo es dirigirte a algún lugar de la oficina o espacio de trabajo donde no haya gente y tengas una ventana a mano. Ábrela, quítate la mascarilla durante cinco minutos y simplemente respira profundo y aprovecha para beber agua. Tu cerebro estará encantado tras oxigenarse unos minutos. Repite esta pauta las veces que necesites al día.

Deje un comentario: