close
InicioBlogsblog de adminAsociación de Personas Sordociegas de la Región de Murcia pide el reconocimiento de la sordoceguera como una sola discapacidad

Asociación de Personas Sordociegas de la Región de Murcia pide el reconocimiento de la sordoceguera como una sola discapacidad

Mayo 27, 2021 259Veces visto
También solicitan que se les incluya entre los grupos preferentes para la vacunación contra la COVID-19

Hace cinco años un grupo de personas sordociegas emprendimos el camino de crear una asociación, con tantas ilusiones como iniciativas para alcanzarlas. Fue durante el mes de mayo y después de esa media década, nos hemos parado a reflexionar sobre lo conseguido y lo que nos falta por conseguir, también, mostrarlo a toda la sociedad murciana, de la que queremos formar parte en igualdad de condiciones y por qué no, celebrarlo con nuestros socios, colaboradores, familiares y amigos.

En la actualidad formamos la Asociación 34 socios, de un colectivo que se estima por encima del centenar en toda la región, una decena de socios simpatizantes y dos guías-intérpretes que también hacen labores de gestión y administración.

Todos con un fin general, buscar, crear y fomentar todo tipo de actuaciones que permitan cubrir las necesidades específicas de las personas sordociegas en todos los ámbitos, para mejorar su calidad de vida, procurando su desarrollo humano, tanto individual como social. Este objetivo se extiende y se procura a cualquier sordociego, esté o no afiliado.

En estos cinco años las actuaciones han sido muy diversas, más allá de las labores de gestión y administración propias de cualquier asociación, la mayoría se han centrado en los servicios de guía-interpretación, con una media de unas 500 anuales y en constante crecimiento. En cuanto a otro tipo de actividades, podemos destacar las dirigidas a la convivencia de los miembros del propio colectivo; actividades culturales más generales, cursos, charlas, talleres, y de temas variados, desde igualdad de género, acoso laboral y de distintos temas de apoyo psicológico y, para finalizar, algunas actividades de ocio, comidas, cine, etc. 

De lo referido al párrafo anterior, merece especial mención lo realizado en el período de pandemia, ya que todas las actuaciones, exceptuando lógicamente las prohibidas, aumentaron de número, gracias a la adaptación de nuestra forma de trabajar a la situación. Sirva como ejemplo que los servicios de guía e interpretación rondaron las 650 actuaciones y que las otras actividades se mantuvieron a buen ritmo gracias al uso de las plataformas digitales, que han mantenido la posibilidad de reunirnos en grupo.

Seguimos con la voluntad permanente de conseguir unos derechos que creemos justos, tales como el reconocimiento de la sordoceguera como una sola discapacidad y, de una manera puntual, conseguir la vacunación preferente tanto para el colectivo de personas sordociegas como los guías-intérpretes.

La consideración de la sordoceguera como discapacidad única ya tiene precedentes en otras CC.AA como la valenciana, además, existen normas con rango de ley  que la definen e individualizan. La LEY 27/2007, de 23 de Octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y Sordociegas, estas últimas vendrían definidas como: “son aquellas personas con un deterioro combinado de la vista y el oído que dificulta su acceso a la información, a la comunicación y a la movilidad. Esta discapacidad afecta gravemente las habilidades necesarias para una vida mínimamente autónoma, requiere, servicios especializados, personal específicamente formado para su atención y métodos especiales de comunicación”.

Por otra parte, “los métodos especiales de comunicación” de los que habla la norma anterior son inviables aplicarlos, en la mayoría de casos, en la situación actual. El evitar el contacto, el cumplir la distancia de seguridad, incluso, el uso obligatorio de mascarilla, no se pueden cumplir si queremos comunicarnos con la mayoría de los miembros de este colectivo, lo que hace asumir un riesgo a los profesionales en el cumplimiento de sus tareas. Por ello es necesario dar preferencia a la vacunación, tanto al colectivo de sordociegos, como a los guías-intérpretes.

Por cierto, si ves a una persona con un bastón de ciego a franjas rojas y blancas, quiere decir que es sordociega. Por ello, las pautas para una posible o necesaria comunicación con ella es diferente. Si quieres saber cómo hacerlo o contactar con nosotros para cualquier otra cosa, puedes hacerlo en:

Dirección: Plaza de San Agustín 1 (Edificio ONCE), Planta 4ª Despacho 125 (Murcia)
Página web: www.asociderm.org
Teléfonos: 610 97 32 23 (Presidencia)

Firmado: Junta Directiva de ASOCIDE RM

Deje un comentario: