close
InicioBlogsblog de adminEl diagnóstico de la migraña llega 6 años tarde y cuesta 13.000€ anuales por paciente

El diagnóstico de la migraña llega 6 años tarde y cuesta 13.000€ anuales por paciente

Noviembre 17, 2021 187Veces visto


El 12% de las personas en nuestro país sufre migrañas, una enfermedad neurológica que, a pesar de ser conocida, a menudo es menospreciada o confundida con un simple dolor de cabeza. En la Región de Murcia la prevalencia es aún más alta: el 17,3% de los murcianos tiene migraña.

Diversas sociedades científicas - Atención Primaria, Neurología, Enfermería, Urgencias, Farmacia Hospitalaria y Farmacia Comunitaria- junto con la Asociación de Pacientes AEMICE y con el apoyo de la compañía Lilly han trabajado conjuntamente en un proyecto nacional para lograr un abordaje coordinado, multidisciplinar e integral de los pacientes con migraña en nuestro país.

El resultado de este trabajo es una propuesta de 43 acciones encaminadas a mejorar el abordaje de la migraña en España en cinco ámbitos de actuación, y que se han recogido en el "Libro Blanco de la Migraña en España”.

El coste personal y laboral de la migraña

Esta mañana, durante la presentación del libro, el doctor Pablo Irimia, neurólogo en la Clínica Universidad de Navarra, ha apuntado que en uno de cada cuatro hogares en España hay una persona con migraña. Este dato es importante ya que, como apuntó poco después Isabel Colomina, presidenta de la Asociación Española de Migraña y Cefalea (AEMICE), una persona con migraña sufre un enorme impacto tanto en su vida laboral como social y familiar. La migraña pone en jaque todo el hogar cuando aparece.

Durante un episodio de migraña, apuntaba el doctor Pablo Irimia, la persona además de sufrir un fuerte dolor de cabeza, puede sufrir nauseas, vómitos, hipersensibilidad al ruido y a la luz. Además, empeora con la actividad física, por lo que obliga a la persona a permanecer en la cama.

Desde el punto de vida laboral, la migraña impide a los trabajadores desempeñar su trabajo, les obliga a faltar y su productividad se reduce. Se estima que el coste por paciente al año es de unos 13.000 euros por paciente cuando los episodios son frecuentes. 

Diangóstico que llega tarde

El doctor Pablo Irimia apuntó que en España existe un enorme retraso diagnóstico, de más de 6 años. Cuando llega el diagnóstico, existen diversos tratamientos tanto preventivos como para cuando ocurre el episodio. “Sin embargo, estamos viendo que menos del 30% de los pacientes reciben un tratamiento específico para las crisis de migrañas y menos del 14% de los pacientes que requieren de este tratamiento de forma continuada lo están recibiendo en la práctica”.

El objetivo del libro es hacer visible la situación de la migraña y establecer una serie de estrategias para mejorar la atención de los pacientes con migraña. Entre ellas, el doctor Pablo Irimia destacó que España necesita un Plan Estratégico Nacional de la Migraña para que el abordaje de los pacientes con migraña sea más eficiente, puedan ser diagnosticados antes y tratados de forma adecuada, y también más igualitaria independientemente de en qué región del país vivan.

¿Qué tenemos que mejorar?

El doctor Pablo Baz, médico de atención primaria en el Centro de Salud Ciudad Rodrigo (Salamanca), apuntó que entre las necesidades de mejora dentro del ámbito de la Atención Primaria en cuanto al diagnóstico y abordaje de la migraña, destaca una mayor coordinación interdisciplinar tanto en la atención especializada como en la enfermería, inspección médica, en el entorno laboral, etc., para manejar de una manera más integral la migraña. También apuntó el doctor Pablo Baz que es importante impulsar campañas de formación específica a los trabajadores sanitarios y de concienciación sobre esta patología. 

Por su parte, Isabel Colomina, presidenta de la Asociación Española de Migraña y Cefalea (AEMICE) y paciente de migraña desde los 13 años, , en su intervención recordó que esta enfermedad es muy incapacitante y que debe ser reconocida tanto por el paciente como por en entorno personal y laboral del mismo. A menudo, apuntó Isabel Colomina, el paciente descarta ir al médico y abusa de analgésicos, retardando todavía más el diagnóstico. “La migraña no tiene nada que ver con un dolor de cabeza”, aseguró la presidenta de la AEMICE, “y nunca sabemos cuándo nos va a dar una crisis, y cuando esta llega se puede poner al nivel de una crisis de epilepsia en cuanto a la incapacitación que causa”.

En el libro blanco se recoge la importancia del diagnóstico precoz, un tratamiento personalizado y una adherencia al tratamiento, para lo que es fundamental la educación y empoderamiento del paciente. “Necesitamos que nos entiendan, es un dolor físico pero también psicológico que puede causar ansiedad o depresión porque el entorno no comprende al paciente”, apuntó Isabel Colomina en su intervención.

Deje un comentario: